3 abr. 2019

UNA COCINA Y UN COMEDOR CON ELEGANCIA


Una de las cosas que me ha llamado la atención de esta cocina, es, evidentemente, la fuerza del color elegido, verde botella (que no, el terrible verde pistacho). Normalmente, cuando alguien decide realizar una reforma en su hogar o empezar su vivienda de cero, poquísimas veces apuestan por colores elegantes e intensos para su mobiliario. Nadie arriesga, quedando siempre el recurso del blanco y la madera. Cada vez me apasiona más cuando me encuentro con espacios, como esta cocina, en los que se ha arriesgado, por supuesto con buen gusto, dando como resultado un espacio de lo más atractivo. Tiradores, luminarias, taburetes de diseño y sin olvidarnos de las preciosas sillas danesas. Arriesgar y acertar.