26 jun. 2017

LA GRANJA IBIZA

Si eres una absoluta enamorada de Ibiza pero huyes del ruido, el exceso de gente y las discotecas, design hotels nos ofrece la opción de una finca de lujo, LA GRANJA IBIZA, que alejada de cualquier zona turística nos permite el contacto directo con la naturaleza, el silencio, la buena comida, la tranquilidad y por supuesto el diseño. Se trata de una finca exclusiva que enamora y que resulta sumamente apetitosa. Recomendable visitar la web, que de hecho definen dicha finca de la siguiente manera: ...." Suelos de cemento pulido, paredes vacías, aperos de labranza concebidos como piezas de decoración... La austera pero refinada rusticidad crea una atmósfera sosegada, casi monacal. Tiene un estilo atemporal hecho para durar. O por lo menos, para ser bello siempre. Pero La Granja Ibiza no es un hotel más. De hecho, ni siquiera es un hotel como tal, sino un club, un refugio para el esparcimiento de sus socios en la naturaleza: los ‘amigos del granjero"...

| 1 | 2 |

21 jun. 2017

DETALLES EN CASA

Cada vez que entro a una casa, siento fijación por mirar y observar los detalles. Detalles de como ordenan un baño, una cocina o un simple rincón. Reconozco que ver las botellitas y los cuidados personales ordenados en bandejas me parecen de lo más atractivo al igual que indica bastante orden y calma de sus habitantes. Al igual que en la cocina ver los tarros de cristal vistos y ordenados me resulta inmensamente bonito, elegante y hogareño. 
| 1 | 2 | 3 | 4 | 5

19 jun. 2017

UN EXTERIOR EN LA PROVENZA

Empezar la semana soñando un poquito, eso es lo que me he propuesto hoy. Soñar que viajamos a la Provenza, y que nos recibe esta imponente puerta de hierro negra y que detrás de ella, nos encontramos con esta espectacular belleza de espacio exterior. Soñar que desayunamos en pijama y descalz@s, mientras nos da un poquito el sol. Soñar que luego nos relajamos leyendo un buen libro, mientras oímos el sonido del silencio, sí sí, siempre he creído que el silencio suena ;-) Sin olvidarnos por supuesto de ponernos nuestro bikini o bañador y disfrutar de esa pequeñita piscina y sus hamacas mientras huele a una aroma de lavanda. De verdad, yo me visualizo disfrutando de este tremendo patio sin pensar en nada más que el momento presente.