28 jun. 2017

EL LIBRO FAVORITO DE ... ANNA ALFARO


Hace tiempo que sigo a Anna pero reconozco que no sé por qué le perdí la pista. Lo cierto es, que hará cosas de unos meses a través de Instagram di con ella y me metí en su web. Madre mía, no podía salir, me encanta su contenido y como lo cuenta, me gusta muchísimo las temáticas que trata y sobre todo la estética que le da. Si aún no la conoces (que lo dudo) no te pierdas su web y su trabajo.  De hecho hace unas semanas publiqué un salón con mucha personalidad que me enamoró y sin saber que era la suya. En serio,  Anna te enamorará.
Escribir sobre un libro que me haya gustado para Harmony and design, entraña cierta responsabilidad. Recuerdo que cuando era adolescente, devoraba libros. Leía a una velocidad que daba miedo, creo que hasta yo a mi misma me generaba ansiedad. Era algo loco, sinceramente. ¡Podía llegar a leerme unos 5 libros por semana! Y era una niña, justo empezaba a leer… ¡Una locura! Ya lo digo yo… Con los años, he mantenido un buen ritmo de lectura pero quizás de un tiempo hacia aquí, me cuesta bastante engancharme. Creo que tengo tantos estímulos a mi alrededor que se me va la mente a otra parte… Las series me atrapan, las películas, la búsqueda de inspiración, escribir… Y cuando me tumbo en la cama… caigo rendida y no aguanto más que un par de páginas. Aunque, desde hace unos días que estoy terriblemente (¡en el buen sentido!) atrapada con el libro de Alejandra G. Remon, “Cuando nadie mira”, ¡de quien seguro hablaré en mi blog! Pero eso ya, cuando lo termine. Hoy vengo de invitada al blog de Noe para hablar de uno de los libros que más me ha impactado, gustado, transmitido, emocionado y removido, de los últimos tiempos: INSTRUMENTAL, de JAMES RHODES. 
Se trata de un libro autobiográfico donde el autor, narra su historia intensamente marcada por la violación que sufrió siendo un niño de cinco años. Algo que marcó un antes y un después. Que le ocasionó traumas, disfunciones de carácter y comportamientos anómalos consigo mismo y con quienes le rodearon, relacionándose con el alcohol, las drogas y el sexo, todo ello de un modo desordenado y dañino. Es una historia de superación, narrada y explicada con un desparpajo impresionante. Con naturalidad, como restando importancia a algo tan serio como lo que le sucedió pero haciéndolo cercano, entendible y ayudándonos a empatizar con él. Desdramatizando el drama que vivió. Riéndose de sí mismo, criticándose por sus actos, con diálogos internos y reflexionando sobre los hechos de su vida. 
Una historia que habla sobre el tipo de relaciones que entabló con las mujeres, con su hijo, a quien adora y que fue uno de los ejes más importantes en su recuperación; la relación con quien es la mujer de su vida…
Un libro que te enamora. Te enamora (o al menos así me ha sucedido) de la vida. Es un libro oscuro, que podría leerse con negrura, con pesimismo, oscureciéndonos o deprimiendo… Pero su visión, como le da la vuelta, como lo narra, como avanza, como todo… hace que lo veas como lo que creo que realmente es: una historia de verdadera superación, cargada de valor, significado e intensidad; una victoria, un éxito que hace que queramos comernos la vida, aprovecharla, vivirla, exprimirla… ¡y dejarnos de tonterías!
Y para no entrar en detalles y dejar que los descubráis vosotras/os, os dejo con algunas frases que anoté mientras lo leía. Una de mis “grandes manías”, ¡ir apuntando esas frases maravillosas que todo libro tiene! ¡Disfrutadlo!
Gracias Noe por invitarme a tu blog, ¡un verdadero placer!
-Todos tenemos una banda sonora de nuestra vida.
-A mi también me aburre el tema (dice refiriéndose a algo que ya ha contado en páginas anteriores) por eso voy a saltarme los últimos 5 años de los cojones y los voy a archivar bajo el siguiente encabezado: más de lo mismo.
Hay dos puertas: buena vida e infierno. No solo crucé la oscura sino que lo hice silbando y con toda la despreocupación del mundo (...) me metí tranquilamente como si fuera el mayor gilipollas del mundo en el puto Apocalipsis.
-Mi solución fue cerciorarme de estar solo. Esta es mi respuesta por defecto cuando algo me abruma: alejarme de quienes me quieren, no acercarme a ellos. Que arrogancia tan estúpida y qué gilipollez por mi parte.
-El éxito inmediato no dura. Igual que sucede en las relaciones. Puede que sea una aventura muy intensa y apasionada en la que se dan unos encuentros sexuales de escándalo, en la que aparecen unas dosis demenciales de compuestos químicos cerebrales pero lo más probable es que no se sostenga. Sin embargo tomarse las cosas con calma, ir relajándose al hacerlas, aprender sobre la marcha, disfrutar del viaje… Todo eso va dejando unos cimientos que pueden durar una vida eterna.
-Mi versión de ganar la lotería es la siguiente: ella y yo nos estamos dando la mano en la parada del autobús con setenta y tantos años, y somos una de esas parejas que arrancan sonrisas a la gente
He tenido este libro varias veces en mis manos para comprarlo pero siempre me ha echado atrás el sufrimiento que ha vivido. Tiendo a visualizar y a hacer mío el sufrimiento ajeno de una manera increíble. Pero ahora la próxima vez que lo tenga delante mía lo leeré. Mil millones de gracias Anna.

No hay comentarios

Publicar un comentario

Encantada de recibir vuestros mensajes.