12 feb. 2016

UN INTERIOR SENCILLO, LIMPIO Y BELLO

Hoy comparto un interior que aún siendo consciente que much@s lo definen como frío y falto de confortabilidad, a mí me resulta de una absoluta belleza y tranquilidad, digna de admirar. El espectacular pavimento de hormigón pulido unido a esas impresionantes paredes blancas envueltas de molduras clásicas, amplios ventanales y su correspondiente entrada de luminosidad y ni qué decir de la abrumadora chimenea, realmente me he enamorado de este interior. No tiene ni un sólo pero. Desde mi punto de vista, perfecto.

7 comentarios :

  1. A mi también me encanta, la calidez o frialdad sólo depende de los ojos con que se mire...

    Sabela

    ResponderEliminar
  2. A mi también me gustan mucho mucho estos interiores. Me transmiten eso, tranquilidad y frescura, perfectos!

    ResponderEliminar

  3. El contraste y el contenido que tiene este estilo de decoración, invita al relax total :)

    "Vivo en mundo libre bajo una sombrilla"

    ResponderEliminar
  4. Las cortinas arrastrándose me encantan, a Charlie y a mí también nos gusta proyectarlas así en los salones de los clientes.

    ResponderEliminar
  5. Depende en qué contexto, ciudad o época del año, estos espacios son de lo más interesantes.

    ResponderEliminar
  6. Transmite paz, no hace falta nada más... :)
    ¡Besotes!

    ResponderEliminar
  7. Qué preciosidad... eso de las chimeneas en el dormitorio me tiene obsesionadita!

    ResponderEliminar

Encantada de recibir vuestros mensajes.