15 ene. 2020

UN ESPACIO DE TRABAJO DE ALYSSA KAPITO


Si eres lectora del blog sabes que soy una adicta a los espacios de trabajo; adoro analizar y contemplar cada uno de los que caen en mis manos (o mejor dicho, en mis ojos). Creo necesario e importantísimo crear espacios agradables, cómodos, confortables, que faciliten la concentración y el bienestar de los que trabajamos en dichos espacios. Son muchas las veces que he entrado en oficinas, estudios o despachos profesionales y la sensación no puedes ser más agobiante e incluso me atrevería a decir claustrofóbica. Este espacio en concreto, resulta casi el salón de un hogar: ramos de flores (las flores son un elemento importantísimo), colores claros y neutros de manera que no deslumbren como puede llegar a ocurrir con el blanco hielo, materiales naturales, como cestas de fibra natural, mobiliario de madera e incluso mobiliario que no se relacione con trabajo, no tenemos porque montar nuestros despachos con mobiliario propiamente de oficina, sino buscar esa perfecta combinación entre ergonomía y belleza confortable. Este es un ejemplo de estudio en el que apetecería llegar cada mañana.