15 jul. 2015

UNA COCINA PURAMENTE BLANCA

A veces pienso en la casa de mis sueños y siempre llego a la misma conclusión, será puramente blanca. Reconozco que según momentos y épocas voy variando pero hay algo en mí que hace que no pueda dejar de lado el blanco. Otro de los elementos fundamentales son amplios ventanales y con vistas, tengo una amiga que siempre nos dice que somos un poco exhibicionistas porque nunca cerramos las cortinas y nuestra terraza es bastante, por no decir completamente, acristalada. El suelo de madera es otro de mis materiales fetiches y lo remataría con alguna pieza de hormigón visto. Bueno, soñar es gratis y yo hoy he soñado con esta cocina ;-)