17 dic. 2014

LA CALMA DE UN BUEN DESAYUNO

Uno de los máximos placeres que podemos tener en la vida, es el de saborear un relajado, tranquilo y calmado desayuno en la cama. Sin mirar el reloj, sin prisas, rodeada de mantitas y disfrutando de cada aroma y sabor. Hoy es un día especial para mí y para alguien más, hoy celebro por partida doble, así que una buena manera de empezar el día es disfrutando cada momento lentamente. ♡♡