10 mar. 2014

EL PLACER DE UN DESAYUNO

Un rincón en el que coger fuerzas, respirar y empezar el día con buen pie. Unas sillas con historia, unos candelabros nuevecitos y el maravilloso placer de un croissant recién hecho. En resumen, el lugar perfecto para el desayuno del lunes y dar comienzo a una nueva semana.