7 nov. 2013

UN LUGAR DE TRABAJO LLAMADO WORLDS END

Este lugar de trabajo aparte de bello, mágico y bucólico tiene una preciosa historia detrás. Se trata de una pareja completamente enamorada de las flores, deciden comprar su propia granja, worlds end y de esta manera cultivar su  producción. Según ellos mismos indican el crecimiento de las flores nada tiene que ver en un espacio libre y abierto, es decir, la propia naturaleza, frente a los espacios creados para la venta, es decir, invernaderos. De esta manera consiguen desarrollar su lado creativo en los diseños florales consiguiendo de esta manera auténticas delicias de arreglos florales.

13 comentarios :

  1. Increíble lugar! poder cultivar mis plantas y flores es algo que siempre me ha apasionado! De hecho me he planteado varias tener un huerto urbano... (por eso de vivir en ciudad) aunque la idea es vivir en una casita en medio del campo y ahí ... Imagina!

    WomanToSantiago

    ResponderEliminar
  2. qué rústico y natural, ¡me encanta! jo yo llevo buscando tiempo un buen curso de decoración floral y no doy con ninguno que no se exceda mucho de precio claro jaja. Pero me encantaría hacer centros como los de la foto.

    Precioso Noe

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi también me encantaría hacer uno, debe ser inmensamente creativo pero tampoco encuentro ninguno.
      Besitos

      Eliminar
  3. Maravilloso!! Quien pudiese trabajar ahí...
    Besetes

    ResponderEliminar
  4. ohhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh!!!!!! Qué precioso!!! Nos ha encantado ese jardín lleno de vida. Qué maravilla! Y el lugar, con esas imágenes de niebla tiene muchísimo encanto!

    PetiteCandela

    ResponderEliminar
  5. Precioso lugar, precioso trabajo. Que bonito...

    ResponderEliminar
  6. Qué suerte poder vivir a en ese lugar y poder dedicarte a trasbajar con flores. Una pasada vamos.

    Besos.

    ResponderEliminar
  7. ¡Absolutamente idílico! ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  8. Esta anarquía natrual de las flores es preciosa, estoy de acuerdo en que es distinto que los invernaderos, donde se busca que todas las flores sean iguales.
    muy bonito!!

    besos

    ResponderEliminar
  9. Oh! Creo que vi esta historia en Kinfolk, una pareja que cultivaban flores... Idílico, tal como dice Susana!
    Un besito*

    ResponderEliminar
  10. Que preciosidad de lugar. Sus diseños son auténticos bodegones, impresionante!!
    Un beso

    ResponderEliminar
  11. Qué bonitas fotos, es un lugar de ensueño.
    Besotes.
    Verónica

    ResponderEliminar
  12. uuuuuuuuuuuummmmmmmmmmmm..................

    ResponderEliminar

Encantada de recibir vuestros mensajes.