1 jul. 2013

UN PASEO POR BARRANCOS

En el barranco de Guayadeque te sientes pequeñita, abrumada por la inmensidad del paisaje y a la vez con calma, con mucha calma. Creo que se debe a sus colores, a su olor, a nuestro cielo y el sonido del agua de la acequia que corre todo el año. El tiempo parece que se ha detenido y aquí va a otro ritmo. 
vía: harmonyanddesign